Un nuevo encuentro de ex alumnas se celebró el pasado 22 de junio en nuestro colegio, donde se convocó a la generación de 1994 de los colegios de Las Condes y Pedro de Valdivia, a 25 años de su graduación de IVº medio.

En esta ocasión, fueron 60 egresadas y 10 profesoras las que asistieron a esta reunión, que comenzó al medio día con una eucaristía celebrada por el Padre Pablo Palma, sacerdote de la parroquia Jesús Servidor, de Peñalolén, quién felicitó esta actividad, por el gran compromiso que demuestra las ex alumnas. “En una sociedad donde se anuncia el individualismo, se han dado su tiempo para estar hoy, verse, saludarse y saber cómo están, en torno a lo que es importante para vincularnos a dios: la comunidad”, señaló.Generación de 1994

La misa finalizó con la bendición y entrega del signo de una cruz, regalo tradicional que se da a las participantes de esta emotiva reunión, para volverse a comprometerse en ser Agentes de cambio.

Posteriormente, las asistentes disfrutaron de un almuerzo. Esta actividad es organizada año tras año por la Fundación de Ex alumnos de nuestra institución y es una tradición muy apreciada, donde alumnas de antaño tienen la posibilidad de volver a verse, compartir y recordar.

Durante el encuentro, Eliana Corbett, recordó las palabras emitidas por la entonces directora de las Teresianas de Chile, María Emilia Olguín, hace 25 años atrás: “Poveda nos sigue invitando hoy a dinamizar los espacios humanos con las manos, mentes y corazón puestos en la sociedad y en la iglesia chilena que amamos y deseamos proyectar. Es en la juventud en quien cree Poveda. Todas ustedes son la fuerza del mundo. Ello nos impulsa a nuevas búsquedas, a recrear los espacios donde hoy estamos presentes, para hacer una historia distinta. Ustedes son la fuerza del mundo, haciendo una historia distinta. Cada una de debe sentirse responsable de su compromiso cristiano, con una identidad personal recia, exigente, cualificada y una acción solidaria con el mundo”.


 

 

Tags: , , , ,