Con diferentes actividades los alumnos y personal del Colegio, recordaron esta sentida fecha.

Esta Semana Santa y en tiempo pleno de sentido y reflexión donde el principal llamado fue a “no ser indiferentes al sufrimiento de los otros” tal como lo expresó Nazarena Garrido, Coordinadora de Pastoral del Colegio, quién enfatizó la importancia de buscar a Cristo en los otros y ser capaces de reconocer su sufrimiento en situaciones cotidianas, con una acogida amorosa, generosa, eminentemente humana.

Vía Crucis

Profunda reflexión y sobrecogimiento vivieron los funcionarios del Colegio el martes por la tarde en la tradicional rememoración de la Pasión de Cristo, que este año marcó un precedente en el corazón de cada uno de sus asistentes, quienes pudieron conocer cinco realidades crucificadas de Chile: niños en situación de calle, niños con VIH, mujeres privadas de libertad, inmigrantes e indigentes y minorías sexuales.

A partir de testimonios, presentados por miembros de diferentes fundaciones sociales, profesores, profesoras, auxiliares y administrativos del Colegio, pudieron conocer la dolorosa realidad que enfrentan estos grupos en Chile, reflexionando sobre la urgente necesidad de reconocimiento y compromiso hacia cada uno de ellos.

El Padre Don Víctor Mora, de la Fundación Don Bosco, fue la voz de los miles de niños abandonados en las calles del país, invisibles para políticos y ciudadanos. La hermana Nelly León, Capellana de la Cárcel de Mujeres de San Joaquín, retrató la cruel realidad que viven las mujeres privadas de libertad del país.

María Eugenia Valdés, representante de la Pastoral de la Diversidad Sexual, puso sobre la mesa la vulneración y abusos de las que han sido víctima miles de mujeres a lo largo de la historia. Finalizando el panel con el testimonio de Nora Valencia, Directora de la Fundación Santa Clara, encargada de cuidar y reinsertar a cientos de menores portadores de VIH.

Finalizó la actividad con un Ágape, realizado en el Salón, en el que los participantes recordaron la Última Cena de Cristo y pudieron decantar la impactante y conmovedora experiencia, recordando la riqueza del compartir unos con otros, entendida como una puerta de entrada al reconocimiento y empatía hacia el otro.

Adoración al Santísimo

El jueves por la mañana los niños, niñas y jóvenes del Colegio, en compañía de sus profesores, fueron acogidos en distintas salas por los Coordinadores de Pastoral de cada ciclo para compartir un íntimo momento de oración y reflexión. Mediante diferentes actividades y dinámicas, preparadas especialmente para cada ciclo, grandes y chicos fueron invitados a abrir sus corazones a Jesús y a su legado de amor.

Ágape

Finalizado el recreo los jóvenes, niños y niñas se prepararon para uno de los momentos más emotivos del día; el Ágape, con el que recordaron la última cena celebrada por Jesús junto a sus discípulos, en una íntima ceremonia donde también fueron invitados profesores, administrativos y auxiliares.

Reunidos en un fraterno círculo, en compañía de la Sagrada Biblia y un Cirio, que representaba la presencia de Cristo, cada curso repitió la simbólica ceremonia del lavado de manos, realizada por Jesús, compartiendo el pan y la uva. Durante la celebración, que simboliza el amor fraterno, los estudiantes pudieron conocer el significado de cada uno de los elementos, escuchando la palabra del Señor en diferentes parajes de la Sagrada Escritura.

Para finalizar el encuentro, pequeños y grandes fueron invitados a reflexionar sobre la situación del país y sus principales problemas sociales y humanitarios, siendo desafiados a pensar de qué forma cada uno, desde su propio rol, puede aportar o contribuir a estas grandes temáticas. Planteamiento que suscitó un gran interés en ellos, despertando su curiosidad y ansias por contribuir.

Pascua de Resurrección

Comenzaba la mañana del lunes con una alegre canción que sonaba en la recepción del Colegio. Como todos los días la Directora, Eliana Corbett, recibía a los alumnos y alumnas, pero esta vez se acompañaban sus buenos deseos con un esperanzador mensaje: ¡Feliz Pascua! Así culminaba la Semana Santa en el Colegio Institución Teresiana, celebrando el milagro de la Resurrección.

A primera hora de la mañana los jóvenes, niños y niñas, se reunieron en el Patio del IV ciclo para celebrar, la Pascua de Resurrección. Durante la Ceremonia cada curso tuvo la oportunidad de compartir la luz del Señor, mediante un Cirio, encendido por sus profesores jefes, comprendiendo el milagro de amor que supuso la Resurrección de Cristo.

Para finalizar la actividad y en coherencia con el “plan de vida sana” implementado por el Colegio, los alumnos recibieron un lindo regalo para conmemorar el festejo de la Pascua. Se trataba de diferentes pins con mensajes en alusión a la celebración: “! Alégrate, Jesús ha Resucitado!”.

Así el Colegio Institución Teresiana puso fin a la celebración de la Semana Santa. Invitando a toda la comunidad a mirar las grandes problemáticas sociales, así como también el dolor de aquellos más cercanos, más próximos. Convocando a todos sus miembros a involucrarse, a empaparse, a sentir el padecer ajeno tal como si fuera el propio. Alentando a cada uno de sus miembros a pasar por la vida sin indiferencia, gozando de la dicha de compartir, de ser generosos y humanos, sin importar con quién: Amando, como Jesús.

Te invitamos a ver la Galería de Fotos:


 

Tags: , , , ,