Estudiantes de nuestro colegio se reúnen con sus compañeros de Latinoamérica para estrechar lazos y reflexionar en torno al cuidado del medio ambiente.

Doce estudiantes de 6° básico, I° y IV° medio de nuestro colegio viajaron a Bolivia por cinco días para participar del VII Congreso de niños, niñas y adolescentes de la Institución Teresiana, donde reflexionaron bajo el lema: “Nuevas Tecnologías y nuevas generaciones para preservar la madre tierra”.

Este encuentro forma parte del Taller Complementario Foro Virtual, donde los estudiantes se contactan por internet con sus compañeros de otros países y durante este semestre trataron temas como la contaminación en diversos entornos naturales y el emprendimiento centrado en el cuidado del medioambiente.

Se realiza cada dos años en un país distinto y tiene como objetivo permitir a las y los alumnos conocer diferentes culturas, observar el trabajo de la Institución Teresiana en otros países de Latinoamérica, relacionarse y formar lazos con sus compañeros del continente y aunar criterios frente a ciertas temáticas.

“Me encantó, conocí mucho más la cultura boliviana e hice amigos, en verdad fue una experiencia hermosa”, aseguró Sofía Poblete del IV°B, y Facundo Ramírez del 6° básico A también destacó el haber podido conocer a los niños de otros colegios. “Aprendí que de alguna forma todos nos parecemos en algo y que todos quienes estudiamos en los colegios de la IT tenemos el mismo propósito; aprender sobre la gente y que todos merecemos el mismo respeto”, explicó.

En esta oportunidad los niños y niñas estuvieron acompañados por los profesores Macarena Gaete y Carlos Vera, y fueron recibidos por el colegio Pedro Poveda de Cochabamba para luego trasladarse a la casa de retiro de los Salesianos a las afueras de esa ciudad, donde se desarrolló el Congreso con un itinerario muy intenso. Había cuatro o cinco actividades al día, donde en grupos inter país, los jóvenes de Perú, Argentina, Bolivia y Chile reflexionaban en torno a un tema y luego debían presentar un producto al resto de sus compañeros. Mostraron pinturas, representaciones teatrales, pancartas o canciones que ellos crearon para manifestar su posición frente a los diferentes tópicos.

Y los estudiantes valoraron las conversaciones y los aprendizajes. “Creo que fue un buen tema a tratar, es de actualidad y está afectando demasiado, y si no actuamos ahora no vamos a poder tener un buen medioambiente en el futuro”, afirmó Silvia Flores del I° medio C.


También hubo espacio para la oración. La primera noche nuestro colegio estuvo a cargo de prepararla bajo la esperanza de la unidad latinoamericana. Se habló sobre la unión en torno a causas comunes y se dejó un espacio para que cada delegación pasara con su bandera y expusiera algún daño a la naturaleza que estuviera ocurriendo en su país.

Una de las noches se destinó a compartir la cultura y cada país mostró sus bailes típicos, siendo representada la tradición chilota por nuestros alumnos, con el baile “El Cielito”, mientras que el último día estuvo planificado para conocer la ciudad; los estudiantes de todos los países vivieron un entretenido momento al visitar el Parque Acuático y el Cristo de la Concordia, donde pudieron compartir libremente y aprender un poco más del país altiplánico.

Así se cerró el VII Congreso y los niños y niñas se despidieron de sus compañeros pero, pero el viaje no terminó ahí para la delegación de nuestro colegio ya que pudieron aprovechar dos días más para recorrer la ciudad y visitar La Cancha y El Correo, ambas conocidas ferias artesanales de la ciudad de Cochabamba.

“Definitivamente recomiendo este viaje a otros compañeros porque lo pasé muy bien, hicimos actividades muy entretenidas y aprendimos mucho”, aseguró Rodrigo García del 6° básico A, quien ya se prepara para el próximo Congreso el 2020 en Argentina.

Y los profesores comparten su reflexión: “Fue un viaje muy enriquecedor, los chicos formaron lazos sinceros y de mucho respeto con personas de diferentes culturas y países. Una de las cosas que más les sorprendió fue la riqueza cultural de Bolivia, ya que tienen rasgos muy marcados y autóctonos, valorando y reconociendo siempre sus raíces. Además valoraron la oportunidad de abrir horizontes”, aseguraron, y agregaron que “como profesores estamos muy contentos con el comportamiento de nuestros alumnos, se unieron mucho como grupo y siempre fueron muy adecuados al contexto”.


 

Tags: , , , , ,